Cortinas Acústicas para Reverberación

 

Cortinas Acústicas para Reverberación en cámaras y espacios de gran volumen

Un elemento directamente relacionado con la reverberación y que influye en la acústica de un ambiente es cómo se dispersa en él el campo sonoro. Por campo sonoro se entiende el valor que adquiere la presión sonora en cada punto del espacio. A los efectos del análisis, el campo sonoro se divide en dos componentes: el campo directo y el campo reverberante. Las cortinas acústicas tratan de absorber en buena parte un alto porcentaje de ese campo reverberante, desde el primer momento que las primeras ondas chocan con la superficie de la cortina, se originan pequeñas ondas mucho menores y con menos reflexiones que si se hubiesen producidos por impacto en superficies poco absorbentes, como paredes lisas, hormigón, etc…

Cortinas acústicas para regulación de la reverberación

Cortinas acústicas


tienda online de cortinas acústicas
Cortinas acústicas en oferta

El campo directo contiene la parte del sonido que termina de ser emitido por la fuente, y que por lo tanto aún no experimentó ninguna reflexión, y el campo reverberante, en cambio, incluye el sonido después de las continuadas reflexiones. Estas dos componentes tienen comportamientos muy diferentes. El campo directo disminuye con la distancia a la fuente, y lo hace a razón de 6 dB cada vez que se duplica la distancia. Así, si a 1 m de una fuente sonora se mide un nivel de presión sonora de 80 dB, a 2 m (el doble de 1 m) tendremos 74 dB; a 4 m (el doble de 2 m) habrá 68 dB; a 8 m (el doble de 4 m) existirá un campo directo de 62 dB, y así sucesivamente. El campo reverberante, en cambio, es constante en los ambientes cerrados, como habitaciones, salas y otros recintos, por esta razón las cortinas acústicas ayudan a acortar ese campo reverberante por su tejido de alta absorción. Si no se actúa y no se toman medidas al respecto el sonido sufre multitud de reflexiones, y todas ellas se entrecruzan entre sí, resultando una distribución prácticamente homogénea del sonido. Al aire libre, donde el sonido puede extenderse ampliamente sin que se originen reflexiones, sólo existe la componente de campo directo. Por esta razón, el nivel de presión sonora disminuye rápidamente con la distancia.

Una característica del campo directo es que es bastante direccional, mientras que el campo reverberante es difuso, sin dirección concreta. Por esta razón, en un teatro, cerca del escenario se percibe claramente el origen de los sonidos, pero más lejos no tanto. En este sentido Decoratel España confecciona telones para teatros que a su vez de ser ignífugos tienen o cumplen con las características de cortinas acústicas, sobre todo en lo que se refiere a la cámara negra en el sector del teatro. Para otros usos más domésticos como en oficinas o salas de conferencias o salas de trabajo, el campo reverberante permite explicar por qué dentro de un espacio los sonidos se perciben con mayor sonoridad que en un ámbito abierto. En éste último, sólo existe el campo directo. En una habitación el sonido se ve reforzado por el campo reverberante, que acumula la energía sonora que no es absorbida en las reflexiones. En el exterior, al no haber reflexiones, la energía sonora simplemente se aleja continuamente de la fuente, sin posibilidad de acumularse.