La innovación en tejidos acústicos – Cortinas Acústicas

 

 

En general cuando en una sala se apagan de forma inmediata la fuente sonora, el sonido se sigue escuchando por un espacio determinado de tiempo, este peculiar fenómeno se le llama reverberación. Las cortinas acústicas Insoudtex que Decoratel España confecciona, reduce este problema de manera notable.

La duración de la reverberación dependerá del tamaño de la sala, por eso las cortinas se han de adaptar según las medidas para que actúen de manera eficaz. La reverberación es corta en salas pequeñas, siendo en salas grandes con poca absorción la reverberación termina siendo mucho más larga, pudiendo alcanzar fácilmente algunos segundos. En un espacio de 2 segundos el sonido puede recorrer alrededor de 700m, impactando en las superficies límites de la sala hasta varias veces.

cortinas acústicas para el aislamiento al sonido

Cortinas Acústicas Insoudtex


tienda online de cortinas acústicas
Cortinas acústicas en oferta

El tejido Insoudtex está formado por una fibra especialmente diseñada mediante una técnica llamada electrospinning, que permite electrohilar simultáneamente diferentes polímeros dentro de una estructura formada por un núcleo y una corteza de nanofibras, lo que le confiere a los tejidos acústicos Insoudtex una porosidad única capaz de absorber de forma muy notable y apreciable el sonido a diferentes hercios.

Un elemento directamente relacionado con la reverberación y que influye en la acústica de un ambiente es cómo se dispersa en él el campo sonoro. Por campo sonoro se entiende el valor que adquiere la presión sonora en cada punto del espacio. A los efectos del análisis, el campo sonoro se divide en dos componentes: el campo directo y el campo reverberante. Las cortinas acústicas Insoudtex tratan de absorber en buena parte un alto porcentaje de ese campo reverberante, desde el primer momento que las primeras ondas chocan con la superficie de la cortina, se originan pequeñas ondas mucho menores y con menos reflexiones que si se hubiesen producidos por impacto en superficies poco absorbentes, como paredes lisas, hormigón, etc