Cortinas Acústicas

 

Las cortinas acústicas tienen elementos absorbentes acústicos y se aplican para reducir los niveles de ruido en una sala. También son utilizados para regular el tiempo de reverberación de un recinto al uso acústico para el que está pensado. Existen salas de uso multidisciplinar para conferencias, conciertos, cines, etc. En estos casos, los materiales absorbentes acústicos deben combinarse en función del uso. Las cortinas acústicas pueden ser un elemento sencillo y a la vez decorativo para modificar las condiciones acústicas de una sala en función del uso. Las cortinas acústicas de algodón son un ejemplo de nuestra gama Tapicoustic® en formato treveltic® con fruncido especial del 100% aportan el mayor coeficiente de absorción cuando la cortina va en forma recta y apantallada pero con fruncido y accionamiento con riel e incorporando una vaina o vara de aluminio para hacer que la cortina se desplace de forma global sin efecto acordeón.

cortinas acústicas en Madrid

Cortinas acústicas con fruncido


tienda online de cortinas acústicas
Cortinas acústicas en oferta

Dentro de calidad acústica requerida existen diferentes niveles y pautas que dependen de la conveniente combinación de materiales absorbentes acústicos en función de los usos del recinto: conferencias, música de cámara, orquesta de cuerda, banda de música, proyección de películas, etc.  En Decoratel España hacemos test de diferentes tejidos para poder valorar si un textil utilizado como cortina presenta absorción acústica utilizamos la norma ISO 10534-2:1998.

En cada trabajo o proyecto hemos realizado previamente un estudio sobre la absorción acústica de cortinas en cámara reverberante. En este estudio se tienen en cuenta las condiciones de montaje de la cortina. Por ello se plantean diferentes variaciones en cuanto número de tejidos o capas y distintos vuelos, analizando la influencia de estos cambios en los resultados finales de la absorción sonora.

En salas con gran un volumen, el sonido directo alcanza la posición del oyente en un breve espacio de tiempo, mientras que las reflexiones producidas en paredes y techos le alcanzan tiempo después debido al camino recorrido por el sonido.